• Nuevo

Estética de Heidelberg (1916-1918)

György Lukács. Traducción, introducción, edición y notas de Diego Fernando Correa Castañeda
  • 2022
  • XLVI + 344
  • Filosofía
  • PUZClásicos
  • 1.ª
  • Español
  • 13 x 21 cm
  • Rústica con solapas
  • 978-84-1340-474-5
25,00 €

Ver en

El tercer capítulo de la Estética de Heidelberg aparecido en la revista Logos en 1917-18 tuvo un eco considerable: Arnold Hauser, Ernst Bloch, Max Weber, Oskar Becker, Ludwig Binswanger y Hans Georg Gadamer se basan, en pro o en contra, en las tesis allí expuestas. Si Lukács, en la «Filosofía del arte», siguiendo las huellas de Leo Popper, entiende la obra de arte como un «malentendido normativo», en el sentido de que el sentido de la obra de arte difiere en principio de la intención del productor y de la comprensión del receptor, en la Estética de Heidelberg se dirige a la autonomía del arte basándose en la Crítica del juicio de Kant y sobre todo en los escritos teóricos de Emil Lask. Mientras que Lukács ve la actividad metafísica como heterónoma, considera que la vivencia estética es fundamentalmente de naturaleza autónoma. Desde aquí conduce un camino directo hasta la posterior Estética final de Lukács. La Estética de Heidelberg ya muestra las huellas de la Fenomenología hegeliana y la influencia de Husserl. A pesar de que la concepción filosófica de esta temprana Estética no contiene el problema de la mimesis y la fundamentación marxista de la relación sujeto-objeto, la línea principal de desarrollo se mantiene firme: la estética neokantiana se transforma dialécticamente de una «síntesis imposible» en una fundamentación materialista de la obra de arte